Pensando en la logística

Todo el tiempo estás pensando en la logística. Desde el día a día, cuando planificas las comidas, el dinero para el transporte, las salidas del fin de semana, estás pensando en la logística. Es la única forma de lograr tener un presupuesto que nos alcance para todo lo que queremos, y de ser posible ahorrar para unas masitas.

logistica

Esto sucede en la vida diaria y personal de todos y también en los negocios y empresas. La logística, como disciplina del conocimiento, es un conjunto de medios y procedimientos que permiten organizar una empresa específicamente en el tema de la distribución de los recursos. Esta se expresa en diversas variantes en dependencia de lo que se administre. Es por eso que se habla de logística militar, empresarial, administración logística.

En un país donde cada vez surgen más emprendimientos personales, pequeños negocios, es fundamental adquirir conocimientos de logística básicos. Todos podemos aprender cómo administrarnos y como ayudar a otros a administrarse. Lograr que lo que tenemos rinda más, que nos de los frutos que necesitamos, es un arte que no se logra de forma autodidacta, hay que estudiar cómo hacerlo y para ello existe la logística.

Proyecto trabajo ofrece un curso de Logística que permite, a quien se gradúe, tener habilidades de gestión que permitan la satisfacción de demandas en las mejores condiciones de servicio, costo y calidad. A través del conocimiento adquirido podrán movilizar recursos humanos y materiales, garantizando la conformidad de los requisitos de los clientes, obteniendo ventajas competitivas y mejorando los márgenes de beneficios de la empresa.

Las habilidades que se desarrollan con el conocimiento de la logística van en diversas dimensiones como son: operacionales (ejecución), tácticas (organización de la empresa) y estratégicas (planes estratégicos, prospectiva, responsabilidad y conocimiento).

Conocer sobre esta disciplina permitirá que adquieras un pensamiento más organizado respecto a la administración, cadena de suministros, planificación de actividades, compras, producción, transporte, almacenaje, distribución. Es decir, para emprender una idea no se trata solo de pensarla, hay que planificar y hacerlo con conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *